¡La “fusión mediterránea” está completa!